¿Quieres suscribirte a la newsletter y recibir noticias de Recicoración?   ¡Sí, quiero!

 

Etiquetas - ‘Calor en casa’

Cómo dar un nuevo aspecto a una chimenea antigua poniendo un nuevo frente y una repisa de madera

 
Si necesitas dar un nuevo aspecto a una chimenea el verano es el mejor momento. Estará lista y bonita para cuando llegue el frío.

Nuevo aspecto para una chimenea con un nuevo frente y una repisa de madera

En casas de campo -y en muchas de ciudad- la chimenea es un elemento que hace girar a sus alrededor tertulias y encuentros de amigos.

Proporciona calor y sensación de intimidad aún cuando no esté encendida.

En esta ocasión vamos a dar un nuevo aspecto a una chimenea que había quedado antigua y con un aspecto muy pasado de moda.

La idea es renovarla para que todo el salón se beneficie del nuevo aspecto de la chimenea. Eso nos permitía, además, actualizar la decoración de todo el salón.

Un plus, lo vamos a conseguir de forma muy barata, simplemente poniendo un nuevo frente con placas de piedra y una repisa de madera, hecha con un tablón.

El proceso ha sido bastante sencillo -un poco laborioso- y se puede hacer en casa si tienes afición al bricolaje.

Si decides encargarlo a un profesional, tampoco será un trabajo excesivamente caro.

Materiales que necesitamos para cambiar el aspecto de la chimenea

Este era el aspecto anterior de la chimenea, muy rústico y anticuado.

  • Varias placas de gres, terminadas en piedra natural, para cubrir el frente
  • Un paquete de cemento cola
  • Un tablón de madera, de 4 cms. de grosor dividido en dos piezas (una ancha y otra de unos 7 cms. para el frente de la repisa) que le darán forma de “L”, para cubrir el sobre de la chimenea

Poner un nuevo frente y repisa en nuestra chimenea para modernizarla
 

  •  
    El primer paso, como siempre en bricolaje, es tomar las medidas lo más precisas posible.
  • Con ellas, calcularemos las piezas de gres (o cualquier otro material que decidamos usar) dejando un margen para recortes y por si se rompe alguna.
  • Las cortaremos y las iremos colocando con cemento cola (lo preparamos siguiendo las instrucciones del fabricante) hasta cubrir la superficie elegida. Cuando seque,y si es necesario, tendremos que dar una ligera lechada.
  • Para el sobre o repisa de la chimenea, que antes era una losa de granito, cortamos el tablón a la medida.
  • Ayúdate con una plantilla de papel si tienes ángulos que salvar o a los que ajustar los cortes.
  • Una vez cortado el tablón a medida, haremos unos orificios simétricos en ambos tableros con una taladradora y colocaremos tubillones y pegamento o cola de carpintería para fijar la unión en nuestra “L”. Cuando esté seca, lijamos la madera y barnizamos con el tono elegido. Finalizamos con un suave lijado y una mano de cera incolora para proteger el barniz.
  • Para acabar, solo tendremos que poner el sobre nuevo apoyado en el antiguo. El peso de la madera te permitirá prescindir de pegamento de unión si no quieres usarlo.

La chimenea tendrá un aspecto totalmente distinto y más moderno, adaptado a la decoración del salón. Puedes seguir esta sugerencia o, ayudado con esta idea, diseñar tu propio acabado. ¿Has hecho ya algo parecido en tu casa? Cuéntanoslo.

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies para tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento. ACEPTAR

Aviso de cookies